Terapia Gestalt

Tiempo de lectura
2 minutes
Libros

Terapia Gestalt

Una guía de trabajo

07 Junio 2013
 0 recomendaciones
0 comentarios

Información destacada

  
  
2008
  Idioma/s:  

El libro traza un detallado recorrido sobre el proceso terapéutico y la realación con el cliente, para luego detenerse en el abordaje de los diversos aspectos de la experiencia (corporal, emocional, cognitivo, relacional y actitudinal). Finalmente expone diversas reflexiones sobre modelos terapéuticos, límites y trampas de la terapia. Incluye un capítulo sobre Gestalt y otras aportaciones afines.

 

Es hermoso disponer de un nuevo libro de Gestalt escrito por un gestaltista español con experiencia y amplio bagaje intelectual y formativo. Se trata de un libro de Terapia Gestalt, de la praxis de la buena Gestalt, del que cabe destacar:

Primero, que se trata de un libro de Terapia Gestalt peculiar y original. ¿Qué tiene de peculiar? Pues que es eminentemente práctico: muestra el hacer, la pura praxis, tal como la vive y la ha vivido el autor. Señala con claridad los qué, los cómo, los porqué, y los para qué de su práctica, siendo muy lúcido y explícito, y fundamentándolo de una manera inteligente, jocosa y respetuosa. Es original porque no tiene mucho que ver con los libros de Gestalt más comunes, tipo manual, que explican, con distintas palabras y matices, los fundamentos, las teorías y modelos al uso; al revés, no explica la teoría de la Gestalt, sino que muestra el quehacer inspirado de un gestaltista y las reflexiones que lo amparan. Este es un libro fruto de la experiencia de años de práctica, para gente que está en la práctica de la ayuda.

Segundo, que en diversos momentos del libro se nota que algunos “puntos” encuentran su lugar correspondiente sobre las “íes” adecuadas, de manera que éstas quedan completas y dimensionadas, tal como ocurre con muchos de los temas que trata. Vaya, que está escrito con pluma minuciosa. Así nos parece que alumbra con precisión, sin concesiones, el asunto de la relación terapéutica y la responsabilidad de terapeuta y paciente, el importante tema de la demanda y el respeto profundo hacia el paciente. También nos parece genial la parte referida a lo cognitivo en Terapia Gestalt, en la que descubrimos que un buen uso de lo cognitivo es esencial para abrir caminos y generar comprensiones y soluciones, siendo parcial y quizá inútil la vana adscripción a lo emocional o lo corporal como lo único vibrante o relevante en Terapia Gestalt, lo cual no deja de ser un simple malentendido. Colocar en su justo lugar la experiencia en el uso de lo racional en Gestalt se nos antoja atrevido, meritorio y sobre todo lúcido.

Al igual que cuando el autor habla de la terapia como educación en la que pone en entredicho el modelo médico que subyace a la mayoría de terapias, quizá porque al principio de los principios de la psicoterapia, en tiempos de Freud, se trató de médicos que trataban a sus pacientes. Sin embargo, el autor insiste en modelos más educativos que médicos, en los que imperan el sentido de la experiencia y experimentos de la Terapia Gestalt como vía hacia el crecimiento, el cambio y la transformación. Ya no se trata de cura sino de desarrollo o aprendizaje. 

O también cuando expone su visión del éxito y el fracaso en la terapia. Nos parece que leer este libro será una invitación a la reflexión constante para el profesional de la ayuda y el gestaltista en particular. Abre nuevas perspectivas y modelos, para adentrarnos en caminos innovadores.

Estamos convencidos de que interesará a todos los gestaltistas porque les hará pensar, para luego discrepar o estar de acuerdo, pero eso poco importa. Creemos que también es de interés para otros terapeutas, porque les ayudará a ahondar su conocimiento práctico sobre los asuntos esenciales en terapia. 

Joan Garriga y Mireia Darder.

Patrocinados