Manifestaciones en el campo: Importancia de comprender y captar el campo en Psicoterapia Gestalt

Manifestaciones en el campo: Importancia de comprender y captar el campo en Psicoterapia Gestalt

Archivo descargable: 

Al hablar de campo, es siempre útil regresarse a las bases de la teoría para lograr una compresión más uniforme y tener en claro que de que trata y porque hemos tomado conceptos de otras ciencias. Como su mismo autor menciona “no hay algo más practico que una buena  teoría”( Lewin K. 1951).  Es necesario recordar cómo se estaba pensando en el campo sin establecerse aun sólidamente dentro de la teoría de la terapia Gestalt, la cual buscaba introducirse a las ciencias sociales  como rodear aquello  desconocido en las teorías de las escuelas de psicoterapia hasta aquel momento estudiadas.

La teoría de campo aplicada en la terapia Gestalt surge de manera emergente para abordar  aquello que las teorías de la psicología como el psicoanálisis trataban de una manera intelectual  con base del modelo médico (causa- efecto).  Como es ya conocido, el tema central en  psicoanálisis y vía para la cura mediante ese modelo, es lo que se llama “análisis de la transferencia”, este modo de relación se descubrió a inicios del siglo XX Sigmund Freud (1912) se da cuenta que había actitudes y sentimientos que era ajenos a la situación analítica pero que aun así algunas de estas mociones en el individuo  debían de analizarse buscando la causa en la vida amorosa infantil y las pulsiones que guiaban su comportamiento en esa vida temprana, es decir para él era una representación de la vida infantil en una situación actual a modo de repetición.

En los conceptos iniciales tomados de la teoría de campo estudiada por Lewin, explica la dinámica de fuerzas que actúan en elementos distantes que afectan la manera  en el vacío a modo de una interconexión, dejando entrever que en este vacío fluía energía que pronto se le dará carácter de acontecer, en física de un objeto.

Ya en 1951 (Perls, Heferline, Goodman, 2002) hacen mención de la simplificación que hacia el psicoanálisis y al concepto de campo, haciendo referencia acerca de que el campo no es uno ni lo otro sino lo que se da entre la frontera de contacto y el contacto es lo que surge en el campo, al encontrar su necesidad emergente.

.Sylvie Schoch (2002) habla del campo pero antes del campo analiza el concepto de realidad y hace una deconstrucción de los dominios de la realidad.

Para la autora, la realidad observable, es todo tipo de fenómenos que son observados captados desde la dimensión espacio tiempo, y podemos llegar a ello por medio de nuestros sentidos. Es entonces la realidad actualizada aquella que puede generar un futuro a partir de la realidad observada y finalmente la realidad virtual es aquella que no es posible dimensionar, no es observable pero tiene un efecto directo en la realidad observable. Este tipo de realidad es sensible y se concentran las potencialidades que pueden emerger.

Es así como la realidad se compone de dos dominios igualmente reales, la parte observable y la realidad actualizada sería el proceso mismo que encamina a la realidad virtual a trascender ese estado y manifestarse en una realidad pura, en psicoterapia la llamamos figura.

Nos da a entender que la emergencia de una figura se da en tanto el campo lo configure y en tanto algún elemento del campo pueda apreciarlo a través de los sentidos y apertura a la experiencia. Y continúa con la siguiente frase haciendo énfasis en el vacío como parte del campo como el lugar donde se generan estos nuevas configuraciones.

“El sostener la excitación cuando el sentido no aparezca, sentido del caos, representados este caos como energía viva y no como vacío estéril, puede que emerjan nuevos significados, es lo que hacemos en terapia”.( Schoch S, 2002).

Para alejarnos de una visión mecanisista del concepto de campo es hablar  de una visión unificada, representadose como elemento vivo en el proceso terapéutico. Dinámica, donde el  foco deja de ser uno o tal objeto para centrarnos en el proceso o mejor dicho en “situación”, “situación” mismo término que emplea Jean Marine Robine (1976) para darle un cuerpo más profundo  e importancia central con lo que  da entender  la complejidad e importancia dentro de la teoría  y de la práctica de la psicoterapia Gestalt.

Jean Marine Robine utiliza el concepto al que llama situación, en según el autor nuestra vida es situación- (diferente al concepto inicial de campo , organismo- entorno) y es en este tipo de relación con la situación donde se crea la integración/diferenciación, donde el hombre siempre se encuentra dentro de ella no hay diferencia en intervenir o ejercer acción sobre en actuar, formar parte de la situación.

Este campo es donde se crean las diferencias, donde poco a poco se da el contacto y que encamina al self a configurarse una vez más y sostiene una individuación continua.

De esta manera la individuación se produce a través de procesos, intercambios y surgimiento del self  en el  campo, para el ser humano está creado a partir de individuaciones,  a partir de las relaciones que lo crean, además que estás relaciones le dan una consistencia, es decir una realidad.

Un empuje hacia la individuación es inminente. Al renunciar al poder del terapeuta donde el dualismo que impera desde la parte clínica del sanador impide estar en contacto real con las fluctuaciones de campo y llevar a camino diferente lo que esta resultado obvio.

Por encima de todo, el campo está organizado, y su significado proviene de la constelación, de los vectores o influencias en el campo conforme actúen juntas. Siguiendo esta línea el campo crea realidades nuevas en cuanto estamos abiertos a la situación, la cual emerge a partir de nuestras experiencias subjetivas  moldean la aparición de la lo real, en este sentido la figura en psicoterapia aflora en cuanto a más  estamos atentos a lo que sucede no en el otro ni en el nuestra subjetividad sino el proceso (Parlett, 1997)

Malcom Parlett nos invita a sentir el campo más que a analizarlo se revela más cuando es valorado como un fenómeno que como un concepto, entonces el trabajo Gestalt se vuelve más claro, es estar atento  a como se va organizando el campo en la situación terapéutica dándole forma  a las gestalts acticas actuales , a la vez que estas configuraciones son tempranas son reactivadas y vividas en la sesión actual, es decir volviéndose en el campo presente y atender las gestalts apremiantes. Entonces cualquier modificación de la relación del individuo en relación con los demás también es un cambio de sus caracteres internos.

Para atender más al campo nos da indicaciones de renunciar a las concepciones tradicionales en psicología las cuales son coherentes con la psicoterapia Gestalt, el ver la teoría de manera rígida nos impide percibir lo que está emergiendo, ponerle nombre y centrarnos en el objeto más que en el verbo es peligroso dentro del proceso.

La experiencia es anterior al organismo o al entorno apropiársela es una elección, una sustracción prematura, no es posible despegarse del campo, este tipo de experiencia no puede ser  de alguna manera en un tiempo sustraída  y colocado en alguno de los extremos del campo. Esto hace contraste con el termino de individuación donde la persona logra diferenciarse de los demás, aunque esta diferenciación es un proceso continuo en la vida, donde se relaciona ampliamente con el campo, y se individua mientras más contacto se tenga.

La aproximación a la experiencia del otro va más allá de esa sentir o tratar de analizar, es hacer un acercamiento de tipo fenomenológico,  es difícil llegar a experimentar la realidad del otro, nuestro camino es hacer una aproximación desde el empatía, la comprensión, la intuición y el sentimiento, donde se crea esta nube formada de sensación y vivencialidad.

Si bien el termino de campo pude ser utilizado en la física, en la biología, y en las ciencias sociales, a la terapia nos sirve para teorizar en lo que respecta a nuestro acontecer terapéutico, el campo organismo ambiente, en este caso terapeuta paciente. A diferencia de otras escuelas de psicología el campo es en súbita manera distinto al contexto, definido por algunas de ellas como conjunto de situaciones que rodean a la persona y que sirven para tomar una comprensión apenas somera de su realidad (política, economía, educación, empleo, religión, estructura social)

Si los fenómenos de campo no se han extrapolado a una teoría más concurrida por las ciencias sociales y en la psicología clínica no ha sido por su falta de eficacia o sino la dificultad para apreciar su solidez, es más prejuicio de la psicología moderna que trata de dar sus explicaciones desde el la concepción medica del acontecer humano, establecer una raíz y una causa de las situaciones actuales en el organismo nos ha dejado aun insatisfechos para abordar la complejidad del ser humano.

Revisando la teoría de campo hemos visto aquí la importancia central para la psicoterapia Gestalt y es en este ámbito donde cobra sentido la teoría tomada de otras ciencias para explicar los fenómenos de relación, sin aun decidir a ciencia cierta bajo que parámetros se establece el campo, y con base a los hechos y las manifestaciones del campo en quienes forman parte de él, ¿no sería una buena teoría para explicar las situaciones que consideramos paranormales? ¿Habría que seguir esta línea de trabajo de campo o enfocarse en trabajos más modernos que explican la biología en principio como la teoría de campo morfogenico?. ¿Esta energía en el campo puede producir reacciones a distancia en otra entidad fuera del alcance medible científicamente? ¿La atención al campo es algo que tenemos que innovar  o es necesario regresarnos a las bases que no habían tenido la suficiente atención en tiempos del ciencia dura?

 

Referencias biobliográficas

Freud S. (1912). Sobre la Dinámica de la Transferencia. En Sigmund Freud Obras Completas T. XII (93-106). Argentina: Amorrortu.

Lewin K. (1951). Teoría de campo y el aprendizaje. En La Teoría de Campo en las Ciencias Sociales. Barcelona: Paidos Iberica.

Parlett M. (1997). El Campo Unificado en la Práctica. Gestalt Review, I, 16-33. 2017, De Gestaltnet.net Base de datos.

Perls, Hefferline, Goodman. (2002). Mente, Cuerpo y Mundo Exterior. En Exitación y Crecimiento de la Personalidad Humana (39-62). Madrid: La Sociedad de Cultura Valle- Inclan.

Robine,JM. (2006). Mostrarse Abierto a la Situación. En Manifestarse Gracias al Otro(77-108). Madrid: Sociedad de Cultura Valle Inclán.

Schoch S.. (2002). Como Pensar el Campo en clínica gestáltica. Revista Figura Fondo, XXII. 2017, De gestaltnet.net Base de datos

 

 

Colabora con el proyecto Gestaltnet

Necesitamos tu ayuda para continuar adelante.
Si te resulta útil e interesante que este proyecto continúe, haz un donativo.

¿Te parecen interesantes los artículos que publicamos en Gestaltnet?

¿Quieres colaborar a que esta página siga actualizada y al día?
Colabora con un donativo.

Gestaltnet quiere continuar dando servicio a la comunidad gestalt

Necesitamos tu ayuda para hacer este servicio sostenible.
Haz un donativo, sólo te llevará un minuto.