El postcontacto

El postcontacto

"Todo tiempo pasado... fue anterior"

Anónimo

El postcontacto  viene después del contacto final. Así como el precontacto era el paso de lo fisiológico a lo psicológico, el momento en que las necesidades se hacen conscientes y el Self se moviliza, el postcontacto es el paso de lo psicológico a lo fisiológico. [PHG, II, 13, 5] El momento del contacto final ya ha pasado y la figura desaparece. A partir de ahí, la asimilación de la novedad pasa a ser fisiológica y el Self ya no participa en ello: la comida tragada es procesada por el sistema digestivo, la experiencia emocional es procesada por el cuerpo de diferentes formas (por ejemplo, con cambios en la fisiología secundaria como desaparición de tensiones musculares crónicas), lo aprendido se convierte en memoria o en hábito. Es la manera en la que se produce el crecimiento: podemos crecer físicamente, crecer en experiencia y en posibilidades nuevas (por ejemplo, si desaparece una fobia), crecer en conocimientos, o crecer integrando vínculos con otras personas. En cualquier caso, lo asimilado pasa a ser parte de ti: fibras musculares, tejido adiposo, comprensiones del mundo, habilidades nuevas... A partir de la asimilación entramos en confluencia con lo asimilado y ya no se percibe como algo distinto de uno.

El postcontacto necesita tiempo. La digestión dura unas horas y la ``digestión'' de otro tipo de contactos puede durar mucho más. Pero en cualquier caso, según se va produciendo va habiendo cambios. Después de un contacto profundo, por ejemplo de tipo emocional, hay cosas que empiezan a ser diferentes: algo que antes nos resultaba muy importante empieza a no serlo tanto, algo que no nos producía ningún interés empieza a llamarnos la atención, o nos descubrimos a nosotros mismos un dia haciendo algo de lo que antes nos hubiéramos considerado incapaces. 
 

En terapia

En terapia se me ocurren dos temas importantes a tener en cuenta con respecto al postcontacto. Por un lado, la necesidad de tiempo mencionada antes tiene que ser tomada en consideración. No podemos esperar que una persona ponga en marcha inmediatamente la novedad con la que haya podido contactar en un momento dado. Además, los cambios que se producen con la asimilación pueden ser también un tema para la terapia, ya que puede haber dificultades para ``reentenderse'', para que la función Personalidad reajuste quién soy, cómo me relaciono, qué posibilidades tengo en mi entorno habitual. Por ejemplo, darse cuenta de una necesidad vital y de que el entorno actual no la satisface plantea necesariamente nuevas dificultades relativas a cómo cambiar el entorno para que sea más rico. La función Personalidad necesita una reorganización. 

Por otro lado, una experiencia de contacto muy satisfactoria puede tener el peligro de que no queramos salir de ella. Dicho de otra forma, puede haber un apego al postcontacto, podemos querer repetir una y otra vez la experiencia de la misma forma. Sin embargo, cada experiencia es única y sólo produce crecimiento la primera vez. Las demás son un simulacro. Apegarse a ellas es una forma de impedirse crecer.
 

En mi experiencia

Recuerdo un sueño que tuve en un momento dado de mi terapia personal, después de un tiempo largo de trabajo bastante intenso emocionalmente en el que muchos aspectos de mi vida fueron cuestionados. Soñé que volvía a vivir a un piso que tuve, pero estaba en obras y habían tirado las paredes. Iba a vivir allí y me preguntaba dónde iba a colocarlas, las paredes. La terapia por aquel momento entró en una fase bastante bien descrita por el sueño. Yo había concluído que había aspectos de mi vida que ya no tenían sentido y con ayuda de mi terapeuta las ``paredes'' habían caído. Sin embargo, me encontraba con una sensación de ``y ahora qué hago''. Necesitaba recolocar mis límites, reconstruir mis prioridades y organizarme. El trabajo que prosiguió después se centró en gran medida en ``rediseñar mi casa'', en ir tomando decisiones de cambio vital en concordancia con mi nueva forma de sentir.

 

Colabora con el proyecto Gestaltnet

Necesitamos tu ayuda para continuar adelante.
Si te resulta útil e interesante que este proyecto continúe, haz un donativo.

¿Te parecen interesantes los artículos que publicamos en Gestaltnet?

¿Quieres colaborar a que esta página siga actualizada y al día?
Colabora con un donativo.

Gestaltnet quiere continuar dando servicio a la comunidad gestalt

Necesitamos tu ayuda para hacer este servicio sostenible.
Haz un donativo, sólo te llevará un minuto.