Constelaciones familiares y gestalt: separando la paja del trigo

Constelaciones familiares y gestalt: separando la paja del trigo

Tratamos brevemente las constelaciones familiares y sus incompatibilidades con el enfoque gestáltico, para algunos comparten visiones en ciertos puntos como la Teoría de Campo, sin embargo, mi opinión es que ese consenso no es real.

Hay varios aspectos en los cuales las Constelaciones Familiares (CF) se parecen a cualquier terapia familiar , nunca podría observar eso, pero sí me parece poco preciso, metafísico (en el sentido de especulativo) y sobre todo innecesario la utilización de conceptos como “alma familiar” , “órdenes del amor” o el salto que hacen de conocimientos de las ciencias físicas hacia la psicoterapia sin pasos previos de adaptación como cuando hablan del “campo energético” (si sucede en la Física cuántica “debe” suceder en la Familia) y lo que a mi juicio es lo más polémico: al haber “un solo campo” , ahí se encontrarían también ACTIVAS relaciones con miembros de la familia de generaciones anteriores ( http://www.terapiasysaludholistica.com/constelaciones-familiares/ ) desconociendo que la dinámica de partículas sub atómicas en el mundo cuántico no es igual a la dinámica de relaciones familiares en el mundo social, a no ser que alguien me diga que “un choque de electrones es igual al amor de un hijo por su padre”.

En esta línea podríamos mencionar a Rupert Sheldrake y sus campos mórficos debido a que algunos Consteladores lo toman como fundamento de su quehacer terapéutico, y como sabemos, sus hipótesis son bastante controversiales ya que postula que estos Campos llevan y contienen información que son utilizables a través del espacio y el tiempo siendo iguales ahora tal como esa información fue creada en el pasado, tomando las CF este aspecto como aval para sus suposiciones intergeneracionales, postulado que cuestionamos porque suponer esto implica desconocer la acción del aprendizaje en el marco del Campo familiar . Recuérdese que, bajo mecanismos que considero que aún no han develado, pretenden que la conducta actual de una persona u organización sea estructurada por una “memoria del pasado” instalada en el campo mórfico que los envuelve y que supuestamente los dirigiría (http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_morphic13.htm)

Ante esto, como gestaltista, decimos que está probada la acción del Campo pero no de esa manera, si bien es cierto, el efecto de Campo se puede sentir como “algo que brota” del momento o de la situación, no puede haber Campo sin sujetos y sin esa capacidad que tanto estimulamos en este enfoque o en cualquier otro dentro de la psicoterapia: la capacidad de aprendizaje. Además ,como menciona Sheldrake en la entrevista señalada en el link líneas arriba, por supuesto que existe una memoria de grupo, me refiero a las familias, y sí hay transmisión de aspectos familiares del pasado pero esa transmisión no se da en el vacio sino de manera codificada en el mismo “Contacto” de los miembros de la familia mediante lo que se conoce como Aprendizaje incidental que es “una forma de aprendizaje que se produce de forma no deliberada y sin esfuerzo” (http://psicologiaymente.blogspot.com/2009/02/diccionario-de-psicologia.html) , lo pueden ver, por ejemplo cuando terminan aprendiendo la letra de una canción que detestan cuando ésta es repetida de manera brutal por todos los medios de comunicación masiva, o cuando, otro ejemplo, un niño repite algunas conductas de su abuelo al cual nunca conoció por aprendizaje de esa conducta a través de su padre.

Creo que la combinación de aspectos de la ciencia comprobados en Física cuántica, con teorías especulativas, es parte característica del movimiento new age actual que, lamentablemente, no promueve el desarrollo científico de la psicoterapia y no ayuda eficientemente al crecimiento de las personas, salvo por generar la sensación de haberse conectado con un pasado supuestamente remoto frente al cual el participante se siente "endeudado", de ahí su popularidad.

 

“ALMAS FAMILIARES” Y “ÓRDENES DEL AMOR”

En primer lugar, cuando en una sesión de Constelaciones Familiares se reúnen para tratar el “alma familiar”, se generan, por la misma dinámica de grupos, una serie de fenómenos conocidos por todos  como excitación, proyección, identificación, efervescencia emocional, activación de asuntos inconclusos, etc. ¿por qué se necesita postular la existencia de una entidad etérea como un “alma” para explicar el vínculo que une a personas de una misma familia? Es vínculo afectivo, nada más (valoremos a Ockham y su famosa navaja), nuevos términos no generan nuevas realidades aunque sí pueden generar nuevas percepciones…de la misma realidad, sabemos que ese vínculo - con la familia- es poderoso, ya sea uno muy positivo o favorable o muy negativo o desfavorable: ames u odies a tu padre, igual lo tendrás siempre presente; con asuntos inconclusos o sin ellos tu madre será tu madre, qué decir de los hijos, etc. por mencionar a las personas más cercanas, este estado de cosas y relaciones se hace innecesariamente más complejo si el Constelador le hace pensar al constelado que “en realidad” ese odio ,por ejemplo, no proviene de la misma relación con el padre ( o madre) o hijo (o hija) sino de un familiar que nunca conoció, y que quien al tener problemas personales “generó” una exclusión del paciente por lo que frente a esta “realidad” ,alguien del presente tendrá que “reivindicar” a ese familiar olvidado e impedir la “exclusión actual” y mantener el orden familiar…o que , más que los contactos reales y sus perturbaciones ,son las lealtades  a los antepasados los que generan los problemas y disfunciones familiares, atentos a la cita:

“He podido atestiguar como la enfermedad muchas veces es una lealtad al sistema familiar: a un antecesor con un destino difícil, a un dolor colectivo familiar, a unos padres enfermos, a un niño muerto antes que él, una especie de ofrecimiento sacrificial en honor de la familia...

Es una lealtad amorosa e inconsciente, cuyo resultado es el dolor / enfermedad y una concomitante felicidad ontológica, porque mediante la enfermedad, el enfermo tiene la ilusión (inconsciente del todo) de que renunciando a su vida y a su felicidad conseguirá salvar o asegurar la vida y la felicidad de los miembros de su comunidad, aun cuando estos ya hayan muerto, aun cuando no los haya conocido.”

Fuente: http://ordenesdelamor.com/

Esto es inaceptable, al menos desde el punto de vista gestáltico, en donde la realidad de una relación conduce a la realidad de un sentimiento que puede llevar a la realidad de un asunto inconcluso si ese sentimiento no cerró su ciclo o si no hubo un verdadero contacto, no hay punto de comparación, a no ser que alguien le guste jugar en la “zona esquizofrenógena” y estar revoloteando en fantasías de lo que le sucedió al otro.

Pero ¿es posible actuar o ganarse problemas por un tema de lealtad familiar? Yo creo que sí, sin embargo, la lealtad como cualquier otra actitud es inducida por la cultura familiar a través de las relaciones naturales entre sus miembros y de acuerdo a la posición que ocupa el inductor frente al inducido, es más probable que un padre le enseñe a su hijo (¡¡sí, aprendizaje señores!! y también Introyección) a “hacer respetar el nombre de la familia” que un hijo haga eso hacia un padre , pero, insisto ¿qué necesidad hay de hacer ingresar conceptos como “alma familiar”, “destino”  u “ordenes amorosas” para dar cuenta de esta dinámica? Si lo hacemos nos alejamos de lo que verdaderamente ocurre en el “Campo familiar”, incluso se podría dejar de prestar atención a un elemento fundamental en la atención terapéutica de la familia: los mitos y secretos familiares, que sí tienen la función, concretamente, de actuar como reguladores de las relaciones familiares (http://es.scribd.com/doc/47225957/MITOS-Y-SECRETOS-FAMILIARES ), tengan en cuenta que “no existe familia sin secretos” y sin mitos pero no podremos iluminarlos adecuadamente con el “darse cuenta” si nos extraviamos en la narrativa de las Constelaciones Familiares porque ésta nos llevará a prestar atención a otros temas, incluso pudiera ocurrir que agresiones sexuales de miembros de la familia queden impunes si el terapeuta se empeña en encontrar la “deuda transgeneracional” de la víctima en lugar de dar cuenta de responsabilidades presentes.

Que no se entienda que mi objetivo es deshacerme del pasado de la familia sino que es la contemplación de ese pasado actuando integrado en el presente y que se resolverá también por acciones presentes.

En segundo lugar, se conoce el Efecto Barnum ,sobre el cual escribí algo hace unos meses ( http://gestaltnet.net/fondo/nuestros-textos/efecto-bernum-y-eneatipos.-una-critica-a-la-psicologia-transpersonal ) y que explica las razones por las cuales una persona siente que es “válido” cualquier cosa que le refiera alguien que se ocupe de él hablando de sus características personales ("cuando alguien habla bien de tí siempre acierta", generando la sensación de :"sí, eso me pasa" o “ese soy yo ¿cómo lo supieste?”), no se puede desmentir una vivencia …a no ser que se desvanezca el efecto de campo de la situación en la que se encuentra, es decir, si alguien se involucra dentro de una dinámica de CF, se va a sentir convencido que lo que le dice el Constelador “es la realidad”, sentirá que su vivencia depresiva ,por poner un caso, se podría deber a "crisis familiares remotas", por ejemplo a una conducta violenta del abuelo hacia la abuela, cuando el paciente ha podido sentir eso por introyección de escenas infantiles en las que se veía a sí mismo impotente frente a esas agresiones ( y si seguimos el ejemplo,es probable que el padre del paciente haya hecho lo mismo con su madre por efectos de ¡¡aprendizajes¡¡ y no por alguna acción de "energías cuánticas" o “almas familiares”) pero ese camino de recuperación se ve perturbado si asumimos la teoría de las CF. Que yo sepa, el cerrar asuntos inconclusos implica para una persona hacerse cargo, aquí y ahora, de una situación frente a la cual tiene que emplear su sistema motor, sensorial y emocional para llegar a un punto de cierre y conectarse a la situación conflictiva y acabarla, asumiendo su responsabilidad, la de él (o ella) y de nadie más. Si las CF quieren hacernos creer que debemos asumir la responsabilidad de alguien más (así sea un hijo, pareja, padre, tío o lo que fuese), y más todavía de una persona de una generación pasada, esto es un contrasentido.

¿CAMPO MÓRFICO O CULTURA FAMILIAR?

Otro tema, es el campo que generan las culturas familiares, pero esta situación obedece a otras explicaciones, más compatibles con una psicoterapia realista y no por eso, menos humanista o "profunda":¿quién no conoce familias en las que todos sus miembros , o gran parte de ellos, tienden a ser hostiles? ¿ o desconectados o poco solidarios entre ellos?¿o familias sólidas en las que un solo hijo se volvió drogadicto o delincuente, mientras los demás están bien? o ¿una familia “integrada” en la que una hija se convierte una y otra vez en madre…soltera? Todas estas situaciones provienen ,como suele suceder, por dinámicas propias de la familia,interacciones entre sus subsistemas y  el tipo de relaciones afectivas: acercamientos y rechazos que no necesariamente son explícitos, reacciones a estas actitudes y las condiciones de existencia del grupo familiar porque no a todos se les trata del mismo modo, no a todos los hijos se les entrega las mismas responsabilidades y no sobre todos recae, de la misma manera, las expectativas paternas de desarrollo personal, entre otros factores, esto se puede modificar si se aumenta la percatación de los miembros de la familia y si activamente se promueven cambios en su dinámica por lo que centrarse en las CF podría resultar contraproducente.

Para cerrar el tema, podría decir que si se quiere intervenir en el campo psicoterapéutico a nivel familiar, recomendaría enlazar al enfoque gestáltico con las visiones sistémicas de psicoterapia familiar, sería más productivo y verdaderamente compatible.

Comentarios

Me ha encantado leer una vision critica, lúcida, referenciada y en mi opinión acertada de este tema. Muchas gracias

 

Colabora con el proyecto Gestaltnet

Necesitamos tu ayuda para continuar adelante.
Si te resulta útil e interesante que este proyecto continúe, haz un donativo.

¿Te parecen interesantes los artículos que publicamos en Gestaltnet?

¿Quieres colaborar a que esta página siga actualizada y al día?
Colabora con un donativo.

Gestaltnet quiere continuar dando servicio a la comunidad gestalt

Necesitamos tu ayuda para hacer este servicio sostenible.
Haz un donativo, sólo te llevará un minuto.